P.D.D.H Se pronuncia sobre tragedia de la colonia Málaga

El Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, Oscar Luna, se pronunció en torno al cuarto aniversario de la tragedia en la colonia Málaga donde murieron 32 personas, al ser arrastrado el bus en el que se dirigían a sus casas, debido a la fuerte lluvia que desbordó al de Río Acelhuate, luego del servicio en su iglesia.

A continuación el pronunciamiento de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH):

Este 3 de julio se conmemora el cuarto aniversario de la tragedia ocurrida en el Arenal Monserrat de San Salvador, en el que fallecieron 32 personas al desbordarse el Río Acelhuate.

A raíz de tales hechos la Procuraduría realizó un Informe Especial estableciendo responsabilidades y emitiendo recomendaciones a las autoridades competentes para evitar que hechos similares se repitieran en la zona. En esa línea, durante el 2011, en una Posición de Seguimiento, insté nuevamente a las autoridades del Gobierno Central y Municipal, para que coordinaran esfuerzos en la adopción de medidas idóneas, oportunas y efectivas que se dirigieran a la mitigación y prevención de desastres de similar o de mayor magnitud que el mencionado para evitar que se produjeran nuevas afectaciones a la vida, la integridad y los bienes de las personas que habitan y transitan en las inmediaciones de la zona del Arenal Monserrat de San Salvador, así como que se reparara a las víctimas sobrevivientes.

Luego de cuatro años se ha iniciado medidas de mitigación y prevención más integrales en la zona, pero las familias de las víctimas y la víctima sobreviviente no han recibido la atención debida de las autoridades. Como se destacó en el Informe y los diferentes pronunciamientos en los que se hace referencia al caso, es una obligación de las instituciones de Estado el reparar a las víctimas de hechos violatorios a sus derechos humanos y de una forma proporcional a la gravedad de los daños materiales e inmateriales sufridos, así como prevenir futuros acontecimientos. La reparación es un factor de suma importancia, como mecanismo que impide la revictimización y asegura la rehabilitación de las personas en la medida de lo posible. Por lo que, mientras este aspecto no sea atendido adecuadamente se considera que continúan produciéndose afectaciones a las víctimas que sobreviven a la tragedia.

Como se ha dicho, la situación de vulnerabilidad social y ambiental del área urbana de San Salvador y del país es evidente y requiere la adopción de medidas integrales e idóneas para hacer frente a tales condiciones, y superar medidas paliativas y aisladas que implican el desgaste de recursos y la falta de efectividad para evitar desastres y afectaciones a los derechos de la población.

Durante esta semana, el Ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, anunció que en el mes de agosto se terminarán las obras de mitigación y el memorial a las víctimas de la catástrofe, la cual se construirá en una plaza sobre la calle Monserrat. Las obras de mitigación fueron iniciadas hace algún tiempo y el Ministro aseguró que están por ser finalizadas, con la idea de evitar inundaciones en el sector, y que previo a dar por concluidos los trabajos se llevará a cabo una reunión con los familiares de las víctimas para informar de los mismos.

En mi calidad de Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, reconozco lo positivo del avance de las obras referidas, las que ojalá sean suficientes y culminadas oportunamente, y que se tome en cuenta a las víctimas para informarles al respecto; pero a su vez, reitero mi llamado en relación a un acto de perdón público por las víctimas mortales, dirigido a sus familias y a la sociedad en su conjunto, por el daño irreparable producido hace cuatro años; así como respecto a la implementación de medidas para la reparación integral de las afectaciones sufridas por ellos.”

San Salvador, 3 de julio de 2012.

Licenciado Oscar Humberto Luna

Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos